Buscar
  • Paul Raminfar

La acción conduce a la abundancia

En ocasiones me sorprende lo sarcástica e irónica que es la vida. He visto como muchas personas actúan esperando un resultado X en la vida, sabiendo que en promedio las personas que hacen eso, obtienen un resultado Y.



Un día me monte a un taxi y el conductor me dijo que esperaba algún día tener mucho dinero, yo claramente le pregunté ¿Cuántos años lleva de taxista? Y me dijo 30 años. Fue entonces cuando tuve que hacerle la pregunta de aterrizaje al mundo: ¿Qué te hace pensar que si no lo has logrado haciéndolo por 30 años, vas a lograrlo ahora? a lo que él me respondió, un obvio “no sé “.


En redes sociales pueden existir 10 millones de páginas en las que encontrarás frases, citas, refranes, historias de éxito, entre otros, que si lo único que haces es pasar y dejar un corazón, de nada te sirve seguirlos. Estos perfiles están hechos con la intención de generar un pensamiento positivo, inspirar, motivar y dejar un mensaje de reflexión que haga a las personas un poco mejores cada día. Yo me incluyo en este grupo, ya que me gusta publicar frases de otros que vayan de acuerdo con mi estilo de vida y agregarles alguna enseñanza, lección o consejo personal que he puesto en práctica, para que ustedes también puedan hacerlo.

Pero es precisamente este detalle que acabo de mencionar, el que quiero que nos llevemos con este pequeño artículo.


“No basta con querer, debemos hacer” - Paul Raminfar

Tenemos que empezar a hacer que todos los días cuenten, ir a nuestro propio ritmo, pero no detenernos por ningún motivo. Después de varios meses desde que lancé mi proyecto al mundo, he sido constante, me preocupo por brindar contenido de valor a las personas que toman su tiempo para leerme y los resultados han sido excelentes.


Para lograr ser constantes y no desenfocarnos, debemos tener una rutina que nos haga ser mejores, a nivel laboral y personal. Poniendo mi ejemplo, siempre me despierto muy temprano, tomo agua con limón, estiro, leo y escribo antes de empezar lo que la gente llama ‘el día laboral’, esta rutina matutina hace que mis días inicien con el pie derecho, con ganas de comerme el mundo y salir a conquistarlo.

El problema de la mayoría de la población es que siempre está esperando ese momento salvador, ese cliente que entre y compre para poder cubrir las cuentas, ese cheque que pase y se haga efectivo. Pero, ¿cuántas veces estamos dispuestos a ir cosechando día a día, sin interrupción hasta lograr nuestros objetivos?

Una vez, un amigo me dijo en algún café, y creo que es para enmarcar esta frase, “en la vida a ti sólo te toca sembrar la semilla, después de todo lo que falta se encarga Dios”, en otras palabras solo toma acción y mantente firme, haz algo nuevo todos los días que mantenga tu línea de crecimiento, pregúntate siempre ¿qué puedo hacer para mejorar?, anótalo, haz que pase y la abundancia será parte de tu vida.

0 vistas

© 2020 PaulRaminfar

Paul logo blanco.png
0